Presiona ESC para cerrar

clítoris

Vibrador Osé: el vibrador robótico para una doble estimulación

En los últimos tiempos se ha hablado mucho (y muy bien) del Satisfyer, un succionador de clítoris que, en relativamente poco tiempo y gracias en buena medida a una excelente campaña publicitaria, se ha colocado en cabeza de la lista de ventas de juguetes eróticos. A él hicimos mención en nuestro artículo «El succionador de clítoris». Pues bien: al Satisfyer le ha salido un duro competidor, el Osé Robotic Massager, diseñado y fabricado por la empresa Lora DiCarlo.

El succionador de clítoris

Si hay un juguete erótico que en los últimos tiempos está ganándose el favor de la clientela femenina ese juguete es el succionador de clítoris. Se habla de avalancha de pedidos, de auténtica revolución sexual, de stocks agotándose… Conoce leyendo este artículo las principales virtudes del masajeador de clítoris.

Los fluidos del sexo

El sexo es cuestión, entre otras varias cosas, de fluidos. Hay fluidos en el orgasmo, sí, pero también los hay en los besos. Así, desde que empieza el juego amoroso hasta que termina, los cuerpos del hombre y de la mujer segregan y expulsan una serie de fluidos. El Tantra considera que todos esos fluidos son sagrados. En este artículo te hablamos de ellos.

Anorgasmia: un problema de la mujer… y del hombre

Son muchas las mujeres que padecen anorgasmia. Con ese nombre se conoce la ausencia o demora persistente o recurrente del orgasmo después de una fase normal de excitación sexual. Es decir: que la mujer que padece anorgasmia se excita normalmente durante el mantenimiento de relaciones sexuales pero no alcanza el orgasmo. Que se suela hablar de la anorgasmia como un problema sexual exclusivamente femenino no quiere decir que no sea, también, un problema masculino. En este artículo vamos a hablarte de la anorgasmia femenina y de la masculina, de las causas de ambas y de sus tratamientos.

El masaje del clítoris

Él es el centro y el responsable primero del placer femenino. Los estudios de Shere Hite y de otros sexólogos y sexólogas sirvieron para demostrar cómo muchas mujeres sólo eran capaces de alcanzar el orgasmo tras una correcta estimulación del clítoris. En este artículo queremos darte los consejos básicos para que, llegado el caso, sepas realizar un correcto masaje del clítoris que conduzca a tu pareja a las puertas mismas de la gloria.

El vibrador rampante

¿Cuál es el vibrador más recomendable para el gozo femenino? La discusión siempre está abierta. Y en la discusión, como sucede con tantas otras en la vida, se esgrimen argumentos que acostumbran más a tener con los gustos que con la razón. Pero cuando hablamos de juguetes eróticos la razón, más que nunca, reside en el gusto. Y es que el gusto es la razón de ser de un vibrador. Y a ese respecto, son muchas las mujeres que opinan que el vibrador que les proporciona más gustito es el vibrador rabbit de conejito o rampante.

Mordiscos eróticos en el Ananga Ranga

En el Ananga Ranga podemos encontrar no sólo posturas eróticas. También podemos encontrar métodos para retrasar la eyaculación, trucos para asegurar la concepción, modos de besar y otra serie de técnicas que, aplicadas al acto amatorio, servirán para vivir una relación sexual más intensa y excitante. Entre esas técnicas, Kalyana Malla, autor del Ananga Ranga, incluye las de las diversas formas de morder.

Jugando con un vibrador de manos libres

No te extrañes si la llegada de un juguete sexual a tu dormitorio convierte a éste en una especie de carpa de circo. Incluso los más flexibles y ágiles pueden sentir en ocasiones que les faltan manos para manejarse cómodamente y, al mismo tiempo, obtener la estimulación adecuada. Para que no acabes hecho un nudo de brazos y piernas, introduce en tu baúl de juguetes uno de los mayores inventos de la industria erótica: el vibrador manos libres

El masaje vaginal

Recibir un masaje en la vagina es un maravilloso regalo para una mujer. Y más aún si la pareja no tiene prisa y lo hace lentamente, por puro placer, sin pensar en la penetración como objetivo final, concentrándose en todo momento en la caricia vaginal, experimentando la simple dicha de rendir cumplido homenaje a una diosa. Si lo realiza así, el éxtasis del orgasmo será un éxtasis que trascenderá al mero placer sexual para convertirse en una experiencia sensitiva de primer orden.

El masaje genital para ella (II)

Tras haber masajeado el clítoris y la vulva de tu pareja, ha llegado el momento de masajear su vagina. Este masaje erótico servirá para que conozcas mucho mejor su cuerpo y su respuesta a tus estimulaciones más íntimas.