Presiona ESC para cerrar

muñeca hinchable

Muñecas sexuales a gusto del consumidor

¿Quién no ha visto alguna vez una de ellas? Muñecas hinchables, de plástico o vinilo, que imitan de manera burda y grosera el cuerpo de una mujer y que han servido más de una vez para gastar bromas a los amigos. En cierto modo, ésa es la imagen que muchas personas tienen de lo que es una muñeca sexual. Ahora, las muñecas sexuales son mucho más «realísticas». Jade Stanley, empresaria británica, ha creado una empresa de alquiler de este tipo de muñecas y también las fabrica «a gusto del consumidor».

De goma, sí; pero muy real

Se las ha empleado demasiado en películas bufas. Se han hecho demasiadas bromas sobre ellas. En series de televisión o en gags de programas de humor han aparecido ridiculizadas y burdas. En cierto modo, la imagen que ha quedado de ellas es la de una especie de globo hinchable lleno de costuras y sólo atractivas a la vista de salidos muy salidos y que están muy solos.