Sexhop Online

El valor de la amistad

A los amigos hay que cuidarlos. Sólo cuidando a los amigos podremos conservarlos durante mucho tiempo y sólo así podremos disfrutar al máximo de su compañía. Esto vale tanto para las personas que forman parte de eso que se llama tu “círculo de amistades” como para esos amigos especiales que suelen descansar en un cajón de tu mesita de noche y que acostumbran a asomar la cabeza cuando la excitación y el deseo reclaman su presencia. Esos amigos especiales son los juguetes sexuales que forman parte de tu especial colección de juguetes íntimos. Entre ellos se encuentran los dildos, los vibradores y los plugs, juguetes todos ellos que, para rendir al máximo y ofrecer las máximas garantías de higiene y salubridad, necesitan de unos cuidados especiales que los mantengan en perfecto estado.

¿En qué consisten los cuidados que debe recibir un juguete sexual? ¿Qué factores debemos tener en cuenta al usarlos? El primero, y fundamental, es comprobar, al comprar el juguete, que éste se encuentra en perfecto estado; es decir, que no tiene ninguna tara de fabricación. Una tara, cualquier pequeña anomalía en la superficie o en el recubrimiento del juguete pueden provocar una herida en esas zonas íntimas tan sensibles y para las que el juguete está destinado.

Lavado de los juguetes eróticos

Un segundo paso, imprescindible, a la hora de cuidar los juguetes eróticos, es el de lavar correctamente el juguete sexual antes de usarlo por vez primera. Para ello, nada mejor que utilizar agua templada y un jabón neutro. El que el jabón sea neutro es importante a la hora de no afectar al PH de las zonas íntimas de la mujer.

Una vez lavado, la manera más correcta de secar el juguete erótico es dejar que el aire cumpla esa función. Si, por cualquier motivo, no fuera factible garantizar ese tipo de secado, lo mejor es usar una toalla limpia que no deje pelusas ni microfibras para secarlos de manera suave.

El lavado del juguete erótico debe realizarse siempre que se vaya a usar o se haya acabado de usar el juguete. Este lavado tiene que ser especialmente cuidadoso cuando el juguete erótico en cuestión sea un juguete con vibración. Es importante evitar, si queremos cuidar un juguete erótico con batería y motor de vibración, que el agua con el que lo limpiamos entre en contacto con esa batería o con ese motor vibrador.

Si el juguete erótico que utilizamos es un juguete con pila es conveniente quitar ésta cuando se deje de usar el juguete. Dejar las pilas dentro del juguete acaba afectando a su mantenimiento. Dejando puestas las pilas, además, corres el riesgo de que éstas se vayan vaciando de energía poco a poco y de que, en el momento más intenso de tu placer, te dejen literalmente "colgado" o "colgada"; obligándote a buscar alocadamente unas pilas de sustitución en un momento tan decisivo.

Si el juguete es recargable lo preceptivo es cargarlo durante el tiempo necesario indicado en las especificaciones técnicas del juguete. Si queremos cuidar nuestro juguete erótico recargable deberemos obedecer esa norma. No hacerlo supone acortar innecesariamente su vida útil y, también, realizar un consumo más elevado de energía.

Es importante, también, a la hora de cuidar un juguete erótico, que éste sea guardado en un estuche o funda que lo proteja del polvo y de la suciedad.

¿Qué lubricante utilizar?

Teniendo en cuenta que para obtener de un dildo o de un plug sus máximas prestaciones es recomendable el uso de un lubricante (el no utilizarlo sólo puede dar lugar a escoceduras y malestares que impidan su disfrute) hay que escoger cuidadosamente el lubricante a usar. A la hora de velar por el cuidado de nuestros juguetes eróticos lo más recomendable en este sentido es escoger un lubricante de base acuosa. El lubricante con base al agua no provoca reacciones alérgicas, no mancha, se limpia con facilidad y es compatible con el látex de los preservativos y de algunos juguetes eróticos. Realizados con agua desionizada, glicerina y propilenglicol, los lubricantes con base al agua pueden ingerirse y pueden presentarse con o sin sabor para añadir un toque extra de sensualidad a las prácticas de sexo oral.

Estando la mayor parte de los juguetes eróticos realizados con esa maravilla de material que es la silicona (un material que, por naturaleza, resulta impermeable, antiadherente, inodoro, flexible y suave), hay un tipo de lubricante completamente desaconsejado a la hora de aplicarlo a los juguetes eróticos realizados con silicona. Ese lubricante que, si queremos mantener un correcto cuidado de nuestros juguetes eróticos, nunca debemos utilizar, es el lubricante con base de silicona. ¿Por qué? Porque las moléculas de silicona tienden a unirse entre ellas. Esto hace que, al aplicar lubricante con base de silicona a un juguete erótico realizado con silicona, el juguete absorba la silicona del lubricante. Esta absorción de silicona puede, a la larga, dañar al juguete, degradándolo.

Juguetes eróticos compartidos

Teniendo en cuenta las medidas anteriores podrá realizarse un correcto cuidado de los juguetes eróticos. Sin embargo, hay otro factor que hay que tener en cuenta si el juguete va a ser compartido por dos o más personas o si va a destinarse alternativamente al disfrute anal y vaginal. Ese factor es el de la posibilidad de que el juguete se convierta en un peligroso transmisor de infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ETS). Para evitarlo resulta preceptivo el utilizar el dildo, vibrador o plug anal con un preservativo.

El preservativo es el principal instrumento en nuestras manos para evitar la transmisión de ETS. Esto es algo que siempre debe tenerse presente cuando se comparten juguetes eróticos. Un condón actúa de barrera para que esos gérmenes infecciosos o virus que, por un motivo u otro, pueden existir en ano o en vagina, no se instalen en nuestro juguete erótico. Si lo hicieran, éste dejaría de ser uno de nuestros mejores amigos para convertirse en uno de nuestros enemigos más peligrosos. Y, como ya se sabe, los enemigos, cuanto más lejos, mejor.

Para cuidar de tus productos eróticos puedes, también, recurrir a los productos especialmente destinados a ello que las diferentes marcas tienen en el mercado. Para acceder a los mejores productos de ese tipo que puedes encontrar en el mercado y poder adquirirlos a un precio sin competencia sólo tienes que en varios sexhops online.