Sexhop Online

Para estimular varios puntos a la vez

¿Quieres satisfacer más de una comezón al mismo tiempo? Busca lubricante y uno de esos maravillosos consoladores con conejito incorporado. No te costará demasiado encontrarlos. Son famosos y su uso está muy extendido. También podrías recurrir al llamado “pulpo”, con sus ocho patitas preparadas para alcanzar el último rincón de tu zona genital, pero, sinceramente, no son muchas las personas que quieran vérselas, de buenas a primeras, con un juguete que se asemeje demasiado a una escena de Alien. Eso sí: ¿quién no ha soñado alguna vez con algún juguete que cumpla dos funciones al unísono?

Por ejemplo, un hombre puede tener un vibrador que estimule el pene y los testículos al mismo tiempo, un mujer puede buscar un consolador que, al mismo tiempo, haga vibrar el clítoris; o cualquiera de los dos sexos, hombre o mujer, puede buscar un juguete que le garantice una buena vibración anal al mismo tiempo que se está estimulando el clítoris, la vagina o el pene.

consoladores

Como ves, las combinaciones de placer y estimulación de puntos determinados pueden ser muy variada. Aquí y ahora vamos a hablarte de un juguete erótico con mucho que ofrecerte. A menudo se le llama “dual” porque combina una vibrante penetración vaginal con una enloquecedora estimulación del clítoris. Las mujeres os introducís el vibrador en la vagina y aprovecháis que éste tiene una ramificación externa colocada de una manera ideal para cumplir la misión para la que fue diseñada: estimular el clítoris y aumentar el placer. Este tipo de juguete es muy popular debido a su efectividad.

Muchos de estos juguetes son importados de Japón. El hecho de que en dicho país esté prohibido (por motivos culturales) fabricar los juguetes imitando la imagen de los genitales, hace que la imaginación artística de los diseñadores de juguetes eróticos les haya dado a éstos las formas más caprichosas y originales que puedas imaginar. Lo que vendría a ser el pene puede parecerse a una geisha; la ramificación para estimular el clítoris>, una conejita que mueve las orejas.

Vale la pena señalar que los juguetes para adultos japoneses acostumbran a utilizar una batería de mayor calidad que los juguetes fabricados en otros lugares.
También puedes utilizar dos juguetes al mismo tiempo, un vibrador vaginal y un vibrador de clítoris. Podrás conseguir el mismo efecto, pero necesitarás dos manos para lograrlo. Claro que siempre puedes contar con la ayuda de alguien, lo que aumenta las posibilidades del juego y añade, seguro, un plus de “picante”. Si es así, extrema las medidas de limpieza. Y, aunque dispongas de la posibilidad del juego en pareja, no desdeñes el aprender a servirte de estos juguetes por ti misma (o por ti mismo). El placer en solitario también es placer.

Eso sí: para alcanzar ese placer debes tener en cuenta un par de cosas. La primera de ellas es que tu juguete tenga pilas. Y que estén en buen estado. Un olvido en este aspecto puede echarte por tierra la satisfacción de una urgencia. Comprueba que funciona correctamente antes de insertarlo en la vagina. La segunda, que debes usar este juguete manteniendo la postura que acostumbras a utilizar cuando te masturbas. Te será más fácil manejar el juguete si no te encuentras situada de una manera extraña.

Cuando hayas empezado a utilizarlo, gíralo, muévelo y experimenta con los controles del mismo para que compruebes de qué modo interactúan unos con otros. Uno de los controles acostumbra a servir para ajustar la rotación del dildo. Los otros controles te servirán para decidir el grado de vibración tanto del eje como de la extensión que, desde él, debe servir para estimular el clítoris. Ten en cuenta que si se dobla el eje ligeramente, aumentará el arco del consolador. Recuerda de una vez para otra los efectos que sobre tu organismo y tu estimulación tienen las diferentes maneras de graduar los controles.

Para conocer bien el nivel de vibraciones de tu juguete prueba a aplicarlo sobre diferentes partes de tu cuerpo. Cuando ya lo hayas hecho, aplica una buena cantidad de lubricante tanto sobre el eje como sobre la extensión del mismo destinada a estimular tu clítoris. Juguetea con él alrededor de tus genitales.

vibrador conejito

Cuando vayas a introducir el juguete en tu vagina, agrega lubricante sin escatimar en su cantidad. Insértalo ahora suavemente en tu vagina y coloca el juguete de manera que el “conejito” vibre sobre el clítoris. Ahora ya debes tener el juguete colocado de la manera más adecuada. Sírvete ahora de sus posibilidades, céntralo en cada punto de placer y prueba que los factores que vamos a detallarte a continuación sean convenientemente satisfechos.

Puedes sentir la rotación del consolador de dos modos: manteniéndolo pulsado o intentando sujetarlo, sin que tus manos intervengan, con los músculos vaginales. Si lo tienes sujeto con la mano notarás la rotación interna. Si dejas que repose dentro de ti por sí solo, sin servirte de la mano, podrás comprobar que la única parte que girará será la que sobresalga de tu cuerpo. Si notas que en uno de los ángulos de colocación el consolador ejerce una presión muy conveniente y agradable sobre tu punto G, apaga la función de rotación y utilízalo como un consolador.

Si desactivas la función de rotación, el dildo vibrará junto a las orejitas de conejo. Con ellas puedes experimentar alrededor del clítoris, moviéndolas a izquierda y derecha, arriba y abajo. Si quieres más intensidad, presiona hacia abajo contra el conejito y sentirás las vibraciones más fuertes en tu clítoris.

Si eres mujer y utilizas este tipo de juguete por vía vaginal, gira el aparato para notar la vibración tanto en el perineo como en el ano. Ve girando para sentir también la estimulación en el clítoris. Ve repitiendo el movimiento. En apenas unos segundos puedes sentir cómo se te estimulan vagina, clítoris, perineo y ano.

Si con este juguete sientes que las vibraciones que te ofrece sobre el clítoris son insuficientemente fuertes, opta por la utilización de dos juguetes a un tiempo. Usa un vibrador de clítoris junto a un vibrador o consolador especial para estimular el punto G. Algunas mujeres prefieren esta combinación pues con ella pueden controlar y variar los movimientos o los grados de inclinación y la profundidad de entrada del vibrador-consolador vaginal sin interrumpir en modo alguno la estimulación del clítoris.

No olvides nunca que los pezones son otra gran zona erógena. Utilizar las abrazaderas de pezón o los estimuladores de pezón mientras se juega con otros juguetes puede ser una buena manera de aumentar las sensaciones y hacer más grande el placer.

Recuerda, para finalizar, que este juguete también puede ser utilizado para practicar la penetración anal. Cuando se haga, la extensión destinada a estimular el clítoris estimulará, en este caso, el perineo. Esa estimulación garantiza buenos momentos de placer. Pruébala.


estimulador de pezones