Sexhop Online

Juguetes anales

Como no podría ser menos, la industria del juguete erótico ha pensado en todas aquellas personas que, de un modo u otro, disfrutan con el sexo anal. Los juguetes destinados a satisfacer a estas personas están diseñados, lógicamente, para su inserción en el ano. Por ello tienen una base acampanada. Ésa es la manera más sencilla de impedir que se desplacen hasta el recto.

Algunos juguetes anales están provistos de vibrador. Si lo deseas, tu vibrador también puede estimular la delicada abertura anal y puede favorecer e incluso realizar un masaje prostático. Los juguetes anales son particularmente eficaces para estimular la próstata en los hombres, lo que es similar a estimular el punto G en las mujeres. La mayor parte de los hombres consideran que la estimulación prostática es una gran fuente de placer sexual. Para algunos, esa estimulación eleva considerablemente el placer producido por otros juegos. A otros, la estimulación prostática les lleva directamente hasta el orgasmo.

Juguetes anales básicos

Entre los diferentes juguetes anales existentes, vamos a destacar los siguientes:

Tapones anales (butt plugs)

Diseñado para ser insertado y dejarlo allí, fijo. Este tipo de juguete es de corta longitud, grueso y con un abultamiento en el centro y un cuello que se estrecha hacia la base. Tras la inserción, los músculos del esfínter hacen que éste se contraiga alrededor del cuello del juguete, permitiendo así que el juguete permanezca en su lugar. Algunos de estos tapones se doblan ligeramente para aplicar presión a la próstata cuando se inserta.

tapon anal

Consoladores Anales

Los consoladores anales son consoladores lisos, sin protuberancia alguna, especialmente diseñados para penetrar en el ano y entrar y salir de él sin dificultad.

Cadenas anales (Anal Beads)

Este juguete consiste en varias bolitas del mismo o de diferente tamaño atadas a un cordel. ¿Su forma de utilización? Introduce esas bolitas una tras otras en tu ano o en el ano de tu pareja y, después, tira del cordelito a la velocidad que desees y ve sacando las bolitas. La estimulación del esfínter garantizará el placer.

bolas anales

Vibradores anales

Como el propio nombre indica, juguetes anales que vibran.

vibrador ano

Para elegir un juguete anal

Lo más importante a la hora de buscar un juguete anal es que tenga la base acampanada. Ningún juguete que no tenga esa base acampanada debería utilizarse para practicar el sexo anal. Más allá de eso, debe elegirse el material que más nos atraiga y, lógicamente, tener en cuenta el tamaño, la función a la que está destinado y su estética. Al igual que sucede con los consoladores, pueden encontrarse juguetes anales de caucho, plástico y silicona. Quizás este último sea el material más adecuado porque es mucho más fácil de limpiar. Como en todo, el juguete a elegir dependerá siempre de tu preferencia personal. ¿Un consejo? Si eres nuevo en esto del juego anal, escoge un tapón anal para irte introduciendo poco a poco, y nunca mejor dicho, en estos placeres.

Lo que vayas a hacer con tu juguete anal determinará el estilo del mismo. Si quieres moverlo, meterlo y sacarlo, escoge un consolador. Si quieres dejarlo fijo, sin moverlo, insertado en el ano, busca un tapón anal. A unos y a otros podrás encontrarlos de diferentes tamaños y grosores. Y si quieres que, una vez insertado, vibre dentro de tu ano, busca el juguete adecuado para ello. Ten por seguro que también existe.

Fundas para el pene

Una de las opciones más populares últimamente entre las personas que escogen incluir juguetes sexuales en sus relaciones sexuales son las fundas para el pene.Estos accesorios suelen ser de goma o látex (nada que ver con el plástico rígido lleno de costuras de las antiguas muñecas hinchables) y se colocan en el pene como si fueran un condón. Pero no pienses en ningún momento que su función es profiláctica o anticonceptiva. Lo importante, con estas fundas, es ganar longitud y grosor.

Las fundas para pene están generalmente fabricadas con una gelatina especial muy elástica que, a la vez, produce una cierta presión sobre el pene que resulta muy placentero para el hombre. Imagina un coño que se adhiriera a tu polla y pudiera desplazarse pegado a ella. Ése, aproximadamente, es el efecto que puede tener sobre ti. Al mismo tiempo, la funda para el pene puede servir para mantener durante más tiempo la erección, todo ello gracias a la labor vaso-constrictora que desarrolla de manera no dañina. Este juguete te permitirá retardar el reflejo eyaculatorio, por lo que no te correrás antes de lo deseado, al tiempo que podrás, gracias a la superficie irregular que suelen tener estas fundas, aumentar las sensaciones de placer en tu pareja. Seguro que te lo agradece.

Cómo elegir una funda de pene

La palabra clave que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir una funda de pene es, sin duda, la palabra confort. Es cierto que eso, en ocasiones, puede lograrse agregando una buena cantidad de lubricante, pero lo ideal es que encuentres el modelo perfecto para ti, el que mejor se adapte a tu “tamaño” y a tus necesidades. Que la funda quede bien ajustada pero que sea, a la vez, lo suficientemente elástica como para facilitar su extracción es muy importante. Y recuerda escoger siempre un material de fácil limpieza. Y no olvides que siempre puedes contar con el recurso de las vibraciones. También hay fundas que vibran. Pregúntate qué puede sentir tu polla al estar metida en una de esas fundas vibradoras. Quizá la respuesta que te des te lleve a buscar una cuanto antes.

Los anillos de pene

Estos son anillos diseñados para colocar alrededor de la base del pene y el escroto, restringiendo el flujo de sangre del pene. La presión sobre esa zona puede resultar muy placentera para pene y testículos. Hay hombres que encuentran en estos sencillos juguetes eróticos una manera sencilla de prolongar la erección y de hacerla más firme, lo que redunda en más placer y en una mejor relación sexual para los dos miembros de la pareja.

Hay anillos de pene que, por su diseño, resultan muy útiles a la hora de estimular el clítoris de la mujer. Rozándolo mientras es penetrada, consiguen una excitación mayor en la mujer. Esto, para aquellas mujeres que necesitan un poquito más de estimulación durante la penetración para llegar al orgasmo, es muy de agradecer. Alternativamente, estos anillos pueden voltearse para que, mientras se realiza la penetración, esa protuberancia que servía para estimular el clítoris de la mujer, sirva también para rozar y estimular los testículos del hombre.

Para escoger un anillo de pene, ten en cuenta que lo mejor es buscar uno que sea fácil de quitar y que se pueda ajustar para diferentes tamaños. También los hay con una batería interna y un mecanismo que les hace vibrar levemente.

Anillo pene

Bombas de pene

Las bombas de pene agrandan el pene temporalmente gracia a la absorción que hacen sobre la sangre que circula por el mismo para atraerla hacia la superficie. La bomba de pene está formada por una especie de cilindro que se desliza sobre la longitud del pene, creando una especie de sello sobre su piel, mientras que la bomba en sí crea un vacío dentro de ese cilindro. Son muchos los hombres que disfrutan de una muy agradable sensación de presión en el pene mientras se está realizando el bombeo.

Para elegir una bomba de pene debes tener en cuenta que son bastante similares entre ellas en términos de calidad. Las más caras, en términos generales, son las que realizan una succión más fuerte y están dotadas de más accesorios de control, silbatos, campanas, etc. Como siempre aconsejamos, escoge aquella que se adapte mejor a tus gustos teniendo siempre en cuenta las normas de uso del fabricante.


hidrobomba de pene