El masaje nuru

Sexhop Online

Un intenso masaje erótico

Si hay un tipo de masaje erótico que en los últimos tiempos ha ido ganando progresivamente popularidad entre los amantes de ese derroche de sensualidad y placer que es todo masaje erótico, ése es el masaje nuru.

El masaje nuru, de origen japonés, recibe ese nombre por ser un masaje especialmente resbaladizo. Eso precisamente, resbaladizo (o deslizarse), es lo que significa la palabra nuru. Hay sin embargo quien afirma que este masaje erótico recibe el nombre de nuru por derivación de “nori”, un alga típica de Japón que se utiliza en gastronomía y también para elaborar un gel muy útil a la hora de realizar masajes.

Como puede desprenderse de la etimología del nombre de este masaje erótico, en la ejecución del masaje nuru destaca ante todo el uso de aceites de masaje que garanticen ese carácter especialmente resbaladizo del masaje. Gracias a ese carácter resbaladizo, el cuerpo de la persona que realiza el masaje puede deslizarse sobre el cuerpo de la que lo recibe con absoluta facilidad.

Masaje cuerpo a cuerpo

Y es que en el masaje nuru no son solamente las manos de la persona que realiza el masaje las que se deslizan sobre el cuerpo que la recibe. En este tipo de masaje, es el cuerpo entero de la masajista quien ejecuta el masaje. Piernas, glúteos, nalgas, pechos, brazos… cualquier parte del cuerpo sirve para proporcionar placer a quien recibe el masaje nuru. La desnudez absoluta de las dos personas que participan en el masaje se hace, pues, imprescindible. Una prenda de ropa sólo serviría para introducir en el masaje una barrera que dificultaría el poder extraer el máximo placer de esta experiencia.

Para que ese placer será máximo será necesario contar con la participación activa de la persona que recibe el masaje. Ésta no podrá limitarse a recibir las caricias de la masajista, sino que deberá moverse y buscar aquellas posturas que faciliten la tarea de la masajista y, por tanto, la realización del masaje.

Como puedes imaginar, éste es un masaje erótico especialmente hot, muy sensual y efectivo a la hora de aumentar la excitación en el seno de la pareja.

Si deseas realizar un masaje nuru en tu casa, debes disponer de un colchón de aire. Colócalo en un cuarto con una temperatura que oscile entre los 25º y los 30º centígrados. Una vez puesto ahí, emplea una toalla grande para que la persona que deba recibir el masaje pueda recostar la cabeza y alguna toalla más pequeña para limpiarse. Como en cada masaje erótico, además, será preciso disponer de la iluminación y ambientación más adecuadas para inyectar a esta experiencia todo el erotismo necesario para convertirla en una experiencia única.

Antes de iniciar el masaje propiamente dicho es conveniente disfrutar de una ducha que o de un baño sensual. Tras la ducha, lo ideal es acudir al masaje algo mojado. Ese poco de agua que perle la piel servirá para expandir mejor el gel de masaje y, por tanto, para facilitar el masaje nuru y hacerlo más sensual.

Verter el gel de masaje sobre el cuerpo de la persona masajeada de una manera lenta y sensual es fundamental a la hora de realizar el masaje nuru. Para ello, el gel de masaje debe tener la temperatura idónea. Calentarlo un poco en un recipiente de bambú servirá para dar al gel esa temperatura.

Una vez colocado sobre el cuerpo de la persona que será masajeada, la masajista se colocará sobre ella y se deslizará suavemente esparciendo sobre su cuerpo un montón de semillas de placer.


Dejar una respuesta