Sexhop Online

Budismo zen aplicado al masaje

El masaje sensual japonés no sería lo que es si no estuviera en él presente la filosofía del budismo zen. Según esta filosofía, es imprescindible realizar cada acto cotidiano con una intención positiva y generosa. Para ello, es imprescindible liberarse del imperio que sobre nuestros actos acostumbra a establecer el intelecto. Los pensamientos deben ser para nosotros apenas como nubes. Sólo relativizándolos podremos conectar con nuestra intuición y con nuestra quietud interior. Según la filosofía zen, cuando servimos, por ejemplo, un té a alguien, no estamos exactamente sirviendo un té, pues es el propio té el que se sirve de nosotros para, de alguna manera, servirse.

Toda esta filosofía está presente en el masaje sensual japonés, un masaje que, en sus orígenes, nació como un masaje curativo destinado, entre otros objetivos, a liberar a los músculos de fatigas y tensiones, a reparar y alinear huesos, a recuperar la vitalidad corporal y a generar bienestar emocional; pero que, evolucionado, se ha convertido en un masaje cargado de sensualidad y que puede servir para estrechar los lazos de la pareja y enriquecer su vida íntima.

Dar o recibir un masaje sensual japonés implica entregarse con total confianza a las manos de la pareja o servirse de las propias para brindar a ella un acto de sensualidad y afecto. Para dar un masaje sensual japonés, y siguiendo el consejo zen, hemos de dejar que los pensamientos vuelen y que sean las manos, sabias, quienes busquen y encuentren en cada momento los lugares a acariciar, el modo de hacerlo y la presión a aplicar. Eso sí: los movimientos que las manos realicen durante el masaje sensual japonés deberán ser, en todo momento, suaves y lentos. Para potenciar toda su sensualidad y su efectividad, la persona que realice el masaje debe olvidarse de todo lo que no sea el propio masaje y fijar sus cinco sentidos en él.

Preparativos del masaje sensual japonés

Antes de realizar el masaje sensual japonés, quien vaya a realizar el masaje debe realizar los siguientes preparativos:

  • Ambientar el lugar en el que va a realizarse el masaje con una luz tenue. Para ello puede resultar de gran utilidad el utilizar velas o lámparas que proporcionen ese tipo de luz.
  • Ambientar musicalmente el lugar con música relajante y que, agradable, sea del gusto tanto de quien da como de quien recibe el masaje.
  • Ambientar odoríficamente el lugar utilizando flores, incienso u otro tipo de aromatizadores.
  • Usar ropa suave y holgada.
  • Tener a mano aceite de masaje para facilitar que las manos de quien realiza el masaje se paseen por el cuerpo de quien lo recibe con la mayor suavidad posible.
  • Tener a mano toallas.
  • Aligerar el ambiente del lugar en el que se va a realizar el masaje sensual japonés guardando todos los objetos o ropas que no guarden relación directa con el acto del masaje.

Pasos para realizar un masaje sensual japonés

Una vez dispuestos y realizados los preparativos, podrá iniciarse el masaje sensual japonés. Para ello hay que tener siempre presente que, para que el masaje sea un éxito, es necesario que entre los dos miembros de la pareja, entre quien da y recibe el masaje, exista una buena comunicación. La persona que va a recibir el masaje debe saber y expresar tanto lo que desea como lo que no, y expresarlo de una manera serena y confiada. Realizar unos ejercicios respiratorios previos y en común puede ser de gran utilidad no sólo para que los dos miembros de la pareja se relajen y vacíen sus cabezas de pensamientos ajenos al masaje en sí. También debe servir para que los dos se coloquen en la misma “onda de pensamiento”, para que conecten, para que estrechen sus lazos mentales para, a partir de ello, conectar mucho más a nivel físico.

El masaje sensual japonés debe servir para estimular el riesgo sanguíneo en la zona pélvica y en los genitales. Estimulando el riego sanguíneo en esa zona se incrementa la energía y el deseo sexual. Por eso es bastante habitual que el masaje sensual japonés, al igual que el masaje tántrico, finalice con una sesión de sexo, pero no es imprescindible que sea así. Es más: interrumpir el masaje sensual japonés para lanzarse a la práctica del coito implica perder un sinfín de sensaciones y placeres. Lo ideal, en este sentido, es que los dos miembros de la pareja puedan, en la misma sesión, experimentar las dos sensaciones, la de dar y la de recibir el masaje. Tras ello, de la pareja dependerá el escoger la opción de descansar el uno en brazos del otro, relajándose, o, por el contrario, finalizar el encuentro con una sesión de sexo más o menos intensa.

Para que el masaje sensual japonés tenga el éxito que se espera de él es imprescindible tener en cuenta un principio que nunca debe olvidarse: al realizar el masaje, los genitales deben estar integrados con el resto del cuerpo. Teniendo eso en cuenta, los pasos a seguir para realizar correctamente el masaje sensual japonés deben ser los siguientes:

  1. Que la persona que vaya a recibir el masaje se tumbe, boca arriba, sobre una cama de masaje o, en su defecto, sobre una colchoneta.
  2. Que la persona que vaya a dar el masaje se unte las manos con aceite de masaje y, tras frotarlas un poco, las coloque sobre las rodillas de quien recibe el masaje.
  3. Que quien realice el masaje haga subir sus manos, con movimientos lentos y suaves y por el interior de los muslos, hasta la zona pélvica. Este movimiento, para ser efectivo, debe ser circular e ininterrumpido.
  4. Que quien realice el masaje acaricie la zona púbica de manera suave y delicada.
  5. Que quien realice el masaje no evite en caso alguno los genitales ni tampoco centre en exceso su atención en ellos. Como hemos indicado anteriormente, los genitales deben quedar integrados con el resto del cuerpo a la hora de realizarse el masaje. Para ello, las manos del o de la masajista deben deslizarse sobre los genitales de la persona masajeada con fluidez y de una manera liviana, evitando en todo momento que la energía se detenga sobre ellos. Realizándolo de este modo se podrá activar y expandir la energía sexual por toda la zona pélvica y los muslos de la persona que recibe el masaje.

¿Te animas a practicar el masaje sensual japonés junto a tu pareja?


masaje sensual japonés

Dejar una respuesta