Sexhop Online

Cuestión de técnica

Como venimos repitiendo en nuestros artículos sobre el masaje erótico, el masaje es un arte y, como todo arte, tiene un algo de inspiración y un mucho de técnica. Al escultor no le basta con fiarse de la primera para convertir un trozo de mármol en una obra de arte. El escultor necesitará conocer la piedra y los instrumentos para trabajarla. El escultor deberá saber cómo utilizar los cinceles, las gradinas, los rapines y los punteros, y deberá saber, también, dónde y de qué manera deberá golpear el mármol para obtener el resultado esperado. De la misma manera, quien vaya a realizar un masaje deberá conocer sus herramientas y el modo de usarlas.

Más allá de la ayuda que para el masajista supondrá el poseer un buen aceite de masaje que garantice que las manos se puedan deslizar suave y sensualmente sobre el cuerpo de la persona que recibe el masaje, el masajista, a la hora de realizar un masaje, deberá conocer sus herramientas y, por supuesto, deberá saber cómo usarlas.

No hace falta recalcar que la herramienta principal del masajista son sus propias manos. Así, conocer las posiciones que pueden adoptar las manos al realizar un masaje es fundamental para conseguir hacer de ese masaje una auténtica obra de arte.

Posturas de manos

A continuación os vamos a detallar las más importantes posiciones de manos para realizar un masaje. El conocer dichas posturas de manos servirá para facilitar las maniobras del masaje y para conseguir que las transiciones de una a otra se hagan de la manera más sencilla posible.

Veamos cuáles son esas posturas de manos para realizar masajes:

  • Posición unidigital. En este caso son sólo las yemas de varios dedos las que se encargan de aplicar el masaje. Si se adopta esta postura de manos hay que tener en cuenta que sólo un dedo (que puede ir cambiando) será el que se mueva sobre el cuerpo de la persona masajeada.
  • Posición multidigital. Igual que en el caso anterior, en esta posición de manos para masaje es sólo un dedo el que entra en contacto con el cuerpo de la persona masajeada. La fuerza que realiza ese dedo, sin embargo, encontrará la ayuda de un segundo dedo, que se colocará sobre él y presionará para que aumente el peso que éste ejerce.
  • Posición palmar. Como su propio nombre indica, esta posición de manos para masaje consiste en colocar toda la palma de la mano (y todos sus dedos) en contacto con el cuerpo que debe ser masajeado.
  • Posición bimanual completa. En este caso son las dos manos las que, de manera completa, realizan el contacto con el cuerpo masajeado.
  • Posición nudillar. Utilizando esta postura de manos para masaje, el masaje se realiza con la superficie dorsal de las falanges mediales y de las articulaciones interfalángicas. Para realizarlo, el puño, semicerrado, debe moverse sobre el cuerpo.
  • Posición de puños cerrados. Colocando las manos así se pueden realizar movimientos de arrastre combinado con presión.
  • Posición lateral cubital. Para realizar este movimiento de manos hay que colocar los bordes cubitales de las mismas para realizar movimientos de fricción y separación.
  • Posición de antebrazos. En esta posición de manos para masaje se utilizan los antebrazos para ejercer presión sobre el cuerpo de la persona masajeada.

La combinación de todas estas posiciones de mano puede servir para estimular convenientemente el cuerpo de la persona masajeada. Si a estas posturas de mano y a su conveniente uso en las diferentes partes del cuerpo (espalda, abdomen, glúteos, muslos…) le añadimos la técnica del famoso masaje cuerpo a cuerpo o body massage, el masaje, sin duda, estará cargado de un erotismo prácticamente irresistible. En el caso del body massage, el masaje no sólo se realiza con las manos. También se realiza con todo el cuerpo.

Para realizar el body massage hay que estar desnudos y cubiertos de aceite de masaje. Será dicho aceite el que permita que los cuerpos se deslicen uno sobre el otro sin dificultad alguna, permitiendo esa danza de los cuerpos llena de sensualidad que caracteriza al masaje erótico cuerpo a cuerpo. Si ese aceite, además, es un aceite comestible, entonces la sesión de masaje erótico puede convertirse en un auténtico festín.


Dejar una respuesta