Sexhop Online

Sexo para obesos

El Kama Sutra no hizo referencia a ellas. Fruto de una cultura en la que la gastronomía se basa, fundamentalmente, en el uso de vegetales y especias, el Kama Sutra de Vatsyayana obvió la existencia de las personas un poquito, un poco o un mucho pasadas de peso a la hora de recomendar las posturas eróticas que debían servir para hacer más rica y satisfactoria su vida sexual.

En nuestra cultura de fast food y consumo abusivo de hidratos de carbono, sin embargo, la obesidad es una realidad. Y hay bastantes posturas eróticas que están recogidas en el Kama Sutra y que, en determinadas circunstancias físicas, son bastante difíciles de realizar. Ello, lógicamente, no quiere decir, ni mucho, que se deba renunciar al sexo cuando se está pasado de peso. Una persona obesa no está incapacitada para disfrutar del sexo. Es más: una persona obesa puede ser mejor amante que una persona que, digamos, tenga un cuerpo de estatua griega. Eso sí (no nos engañemos): la obesidad impone unas limitaciones a la hora de escoger cómo disfrutar del sexo. En este post vamos a proponerte una serie de posturas eróticas para obesos u obesas para que, en caso de que lo seas, puedas disfrutar del sexo como el que más.

Lo primero que una persona pasadita de peso debe hacer (sea hombre o mujer) es liberarse de tabúes. No vamos a ignorar que hay mujeres que han visto limitada su capacidad para disfrutar del sexo al no sentirse a gusto con su físico. Mujeres que evitan mostrarse desnudas. Mujeres que se avergüenzan de lo que contemplan en el espejo cuando se miran en él. Para disfrutar del sexo hay que despojarse de algo más que de ropa: hay que despojarse de cualquier sentimiento de vergüenza o de falta de autoestima. Con la autoestima baja nunca se disfrutará del sexo tanto como podría hacerse en otras circunstancias.

Posturas eróticas para mujeres gorditas

Entre las posturas eróticas para gorditas que podríamos recomendar podemos destacar las siguientes:

  • El perrito. Para poder disfrutar de esta postura erótica para gorditas basta con que el chico posea un pene normal. ¿Qué puede considerarse un pene normal? Aquél que, en estado de erección, mida entre 13 y 16 cm. En esta postura, la chica podrá ocultar al chico la vista de su barriga y éste, a su vez, podrá estimular los pechos de la chica. Además: ¿a qué hombre no le atrae esta postura?
  • La cuchara. Recogida en el Kama Sutra, la de la cuchara es una de las posturas eróticas para gorditas más deliciosas. Los cuerpos tienen mucha superficie de contacto entre ellos y el peso de los mismos pierde toda su importancia. Esta postura permite algo que, a la hora de alcanzar el éxtasis, las mujeres agradecen mucho: el que el chico pueda estimular el clítoris de la chica mientras la penetra.
  • Una postura erótica para obesas excelente es aquélla en la que la chica se agacha o reclina para que así, el chico, la penetre desde atrás. Gracias a esta postura, las zonas más intensamente erógenas de la mujer quedan completamente expuestas.

Si la chica obesa es la que quiere tomar el mando durante el coito y, al mismo tiempo, no quiere mostrar esa parte de su cuerpo que tanto la avergüenza y que comúnmente se encuentra en la parte frontal del mismo, puede escoger una postura erótica que no es sino una variación de la que se conoce con el nombre de “la amazona”. En esta postura erótica para gorditas que ahora recomendamos, el hombre se tumba boca arriba y la mujer se sienta sobre él, de espaldas, introduciendo el pene del chico en su vagina. Colocados así, la barriga de la mujer queda oculta a la vista del hombre y éste, mientras disfruta de la cabalgada que la mujer realiza sobre él, puede estimular el ano de ella, que queda expuesto a su vista y a la acción de sus manos.

Posturas eróticas para hombres gorditos

En el caso de que sea el hombre el que es obeso, las posturas eróticas anteriormente descritas (a excepción de la cuchara) también pueden ser muy útiles para disfrutar de una buena sesión de sexo.

El hombre obeso, sin embargo, lo pasará no demasiado bien realizando el típico misionero. Aunque, muy probablemente y en dicha circunstancia, será la mujer la que peor lo pase. En el caso de que sea la mujer la obesa, el misionero podrá realizarse de una manera más o menos cómoda siempre que la mujer se coloque unas almohadas bajo las nalgas para, así, facilitar la penetración.

Este misionero con apoyo es una postura erótica para gorditas que a ellas les resulta muy placentera. ¿Por qué? Porque la postura adoptada hace que el pene del hombre, al estar introducido dentro de la vagina, incida de manera muy estimulante sobre esa zona en la que se dice que está ubicado el punto G.

Si se desea disfrutar del sexo oral siempre pueden contar con la fiabilidad que siempre da el 69. Es una postura sencilla y cómoda para ambos, y una felación combinada con un cunnilingus siempre es una buena manera, se sea obesos o no, de disfrutar del sexo. En este caso, siempre es recomendable que la persona obesa sea la que esté colocada abajo. Si ambos lo fueran, hay que buscar la manera de practicar esta postura erótica para obesos colocándose de lado, recostados ambos mientras adoptan esa postura tan reconocible del 69.


Dejar una respuesta