Sexhop Online

¿Tú y tu pareja queréis tener la sensación, en vuestra unión, de encontraros en el interior de un útero, aislados de todo, mimados y alimentados, sin necesidad de nada del exterior? Para conseguirlo es fundamental que, el espacio en el que os encontréis os haga sentir absolutamente cómodos y seguros. Tanto, que no os importará quitaros la ropa y relajaros en un estado de entrega total.

Para alcanzar ese grado de relajación y ese sentimiento de protección casi maternal desempeñan una tarea capital los tejidos con los que la habitación o el recinto en el que os encontréis estén adornados. La suavidad y sensualidad al tacto de esos tejidos es fundamental. Terciopelos, sedas, cachemira y algodón reflejan opulencia y gusto. En la medida de lo posible, evita el nylon y el poliéster. A la hora de elegir telas, es preferible y absolutamente recomendable gastarse algo más de dinero para, así, conseguir una tela de mayor calidad. Eso agregará suavidad y delicadeza a vuestro encuentro.

Coloca almohadas y cojines de diferentes tamaños en la cama y junto a las paredes, sugiriendo la idea de reclinación sobre ellos. Elige cojines que sean suficientemente grandes tanto para arrodillarse sobre ellos como para sentarse cómodamente. Al elegirlos, ten en cuenta los colores. Ya te hablamos de ellos. Ya sabes cómo buscar la sensualidad. Cuanto más suaves sean las almohadas, más agradable será no sólo la meditación, sino todo lo que tenga lugar sobre o junto a ellas.

Las alfombras deben ser hermosas y acogedoras. Deben dar sensación de calidez. Deben servir para que transmitan calor al cuerpo que, posiblemente, esté desnudo sobre ellas. Considera la posibilidad de conseguirlas de lana, mohair o cachemir para conseguir un tacto sensual, caliente y complaciente. En cualquier caso, selecciona los materiales en los que tu pareja y tú os sintáis más a gusto.

Siempre hay que invertir en la calidad de la ropa de cama. Un algodón de buena calidad hará que acostarse en tu cama se convierta en un lujo. Este lujo, seguramente, se verá incrementado por la intervención de muselinas blancas o de color y de grandes cojines escogidos con delicadeza y buen gusto. La cama se convertirá entonces en un acogedor salón, una especie de vientre en el que tú y tu pareja podáis relajaros por completo y disfrutar del mundo.

Música tántrica

Tanto si es relajante como si es estimulante, la música ayuda a crear un estado de ánimo. Es ideal para transportar la mente y hacerla viajar a otro tiempo o espacio. Busca la música que más te guste y ponla en tu espacio sagrado. En él no debe faltar un reproductor de música de fácil acceso. Esa música puede y debe variar a lo largo de la meditación. Ayudará a hacerla más efectiva y te llevará al estado de ánimo deseado.

Objetos Rituales

Tener objetos rituales en su espacio sagrado crea un poderoso sentimiento de amor y sensualidad que pueden mejorar tu experiencia tántrica. Cualquier elemento que es especial para ti puede ser utilizado como un objeto ritual. También puedes incluir las opciones simbólicas tradicionales del Tantra.

Un objeto puede tener especial importancia para la persona que lo va a utilizar dependiendo de su propio camino espiritual. Puede ser que tú, en particular, te sientas atraído por las formas simples y naturales. O puedes resultar más exótico y, entonces, sentirte atraído por representaciones más explícitas. Elige la que te resulte u os resulte más atractiva (esto es cosa de dos, recuérdalo siempre) y modifica los elementos como desees. El espacio tántrico no debe ser un almacén de objetos en el que ir acumulando cosas. En él sólo deberían existir aquellos elementos que, para vuestra experiencia tántrica, tenga su significado especial.

Objetos naturales

La naturaleza está llena de objetos que pueden mejorar tus meditaciones. Recordándonos nuestra conexión con la naturaleza, muchos objetos muestran características de lo masculino y lo femenino. Existen hermosos y simbólicos objetos que nos ayudan a mantenernos en contacto con nuestra propia naturaleza sensual y erótica. Busca conchas, rocas y trozos de madera que simbolicen aspectos masculinos y femeninos. La forma de la concha, con su forma ahuecada y su color rosa pálido, puede representar perfectamente la yoni o vagina. Una roca o un palo fosilizado puede representar, obviamente, el lingam o pene.

Objetos tántricos

A lo largo de los siglos de meditación tántrica, algunos objetos han llegado a simbolizar conceptos espirituales. Puedes utilizarlos durante meditaciones, o utilizarlos para que adornen tu espacio sagrado.

Entre estos objetos encontrarías las piedras rodadas de los ríos, esos cantos con forma de huevo de los que, según la tradición, se dice que tienen uno de los más altos índices de frecuencia de vibración de todas las piedras de la tierra. La forma de la piedra representa la energía masculina y sus marcas, que difieren considerablemente de piedra a piedra, representan la energía femenina y la sabiduría. En la India, estas piedras son consideradas como sagradas. En cierto modo, esos dos elementos, la forma y las marcas, significan la fusión y el equilibrio entre las energías masculinas y femeninas.

Otro de los objetos tradicionalmente simbólicos y fundamentales del Tantra son los yantras. El yantra es una especie de mandala. Son hermosas obras de arte, de geometrías, formas y patrones arquetípicos. Se crean para representar el plan energético del universo y se dice que quien consigue meditar sobre el yantra alcanza un grado superior de conciencia. Hay muchos yantras para escoger, incluyendo piezas pintadas o tejidos. Si hay un yantra que os parece atractivo, sugerente o que “os dice algo”, colocadlo como foco de la meditación o como el punto de partida de un altar.

Bandejas para el ritual

En las antiguas prácticas tántricas, las ofrendas rituales constituyeron la base del culto tántrico. Para que esto pueda realizarse, elige una bandeja que te resulte sugerente y apele a vuestros sentidos. A continuación, con amor, prepara esa bandeja. Pon en ella frutas, incienso, flores, vino o néctares diversos. Puedes turnarte con tu pareja para dar contenido a esa bandeja y hacer uso de lo que la adorna. Esta es una maravillosa manera de comenzar o finalizar una meditación.

Al igual que la bandeja, podéis escoger vuestra copa tántrica, una especie de vaso especial que simbolice vuestra unión. Escoged un diseño que os atraiga y usadla para compartir vino o zumos. Esta copa o vaso debe servir sólo para vuestras meditaciones. Es una copa especial. Es la copa en la beberéis de la fuente eterna de vuestro amor.


tantra yantra