Sexhop Online

Respiración y Tantra

La respiración es parte fundamental del Tantra. Saber controlarla supone tener la capacidad de avanzar hacia una estado de vida mejor. Más energía y más placer serán dos de los premios que obtengamos a cambio de saber controlar nuestra respiración y de saber realizarla de la manera adecuada y acorde a nuestros objetivos. En este artículo vamos a proponerte dos tipos de ejercicios de respiración tántrica. Uno de ellos servirá para conseguir una mayor armonía en el seno de la pareja al perseguir una alineación coordinada de los chakras mutuos. El otro, para despertar dichos chakras.

Respiración circular

La meditación que vamos a proponer a continuación está orientada a practicar una respiración destinada a alinear los chakras entre los dos miembros de la pareja. Haciéndolo, se eliminarán los obstáculos que puedan impedir el flujo natural de energía sexual entre ellos. Al respirar juntos, hay que buscar un ritmo que sea idóneo para ambos. La sincronización de los ritmos respiratorios es fundamental para que la meditación y el ejercicio lleguen a buen término. Al hacerlo, el pulso se calmará y hombre y mujer se sentirán totalmente relajados. Para conseguirlo, hay que olvidarse del reloj y relajar la mente. Haciéndolo, se conseguirá finalmente que la milagrosa armonización de la pareja tenga lugar.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Realizar la ceremonia de apertura.
  2. Sentarse el uno frente al otro. Hacerlo sobre una cama, un sofá o sobre una cómoda alfombra. Una vez sentados, hay que dejar que las manos descansen, relajadas, sobre las rodillas.
  3. Llegados a este punto, hay que comenzar a inhalar y exhalar lentamente, con respiraciones profundas y prolongadas. Esto hay que hacerlo durante cinco minutos, sin forzar la respiración, con un ritmo relajado, con los ojos abiertos para poder contactar visualmente con la pareja.
  4. Coordinar las respiraciones para que ambas se produzcan al unísono. Que hombre y mujer inspiren y expiren al mismo tiempo.
  5. La mujer, al inspirar hondamente, debe pensar que su respiración se está iniciando en su primer chakra, en la base de su cuerpo, y que esa respiración trepa desde ese chakra hasta su chakra corazón. A continuación, la mujer exhala el aire de una manera intensa y, al hacerlo, se inclina hacia delante.
  6. Al mismo tiempo, el hombre imagina que al inspirar, el aire inicia un recorrido que va desde su chakra corazón hasta el chakra base. Al hacer esto, uno y otra, hombre y mujer, deben pensar que la respiración crea un círculo entre ellos. Esta respiración debe durar unos cinco minutos.
  7. Hombre y mujer deben tumbarse ahora, cada uno recostado sobre uno de sus hombros, con brazos y manos estirados, la mujer con sus pies orientados hacia la cabeza del hombre, formando entre los dos una línea vertical mientras se cogen mutuamente por los tobillos. Situados así, hombre y mujer deben descansar durante diez minutos. Durante ese tiempo, los cuerpos se sentirán oxigenados, sus chakras girarán y cada una de las partes del cuerpo se sentirá repentinamente llena de energía.

Esta respiración que se ha practicado en este ejercicio, la llamada respiración circular, es una respiración sensual y unificadora, y puede ser practicada durante las relaciones sexuales para aumentar las sensaciones propias de la penetración y el orgasmo.

Durante el proceso de penetración, el hombre debe visualizar que su respiración llega hasta su chakra base y su lingam (pene). La mujer, que dicha respiración llega hasta su yoni (vagina). El hombre, ya dentro de la mujer, debe realizar un movimiento suave. Debe moverse sin esfuerzo sobre la mujer, manteniendo su atención en la respiración circular, que comparte con su pareja. La mujer debe respirar del mismo modo, profunda y relajadamente, relajando así su yoni para recibir a su pareja.

Respiración para activar chakras

Esta meditación que vamos a proponerte ahora es una respiración más energética y espontánea. Más intensa que la anterior, esta respiración implica un movimiento físico mayor. Sirve para ampliar la capacidad pulmonar y también para activar cada uno de los chakras. Si sientes que tu relación se ha estancado y hace tiempo que navega un poco a la deriva, este ejercicio puede ayudar a despejar el camino para que la energía vuelva a apoderarse de la relación y todo vuelva a fluir adecuadamente en el seno de la pareja.

Para realizar la meditación, hay que seguir los siguientes pasos.

  1. Debe realizarse, antes que nada, la ceremonia de apertura.
  2. Sentaos en una posición cómoda, recostando espalda contra espalda. Colocados así, comenzad a inhalar y exhalar con la boca abierta, dirigiendo la respiración al primer chakra y realizándola de manera un tanto anárquica, primero lentamente, después más rápido, haciendo ruido al respirar, jadeando, un poco, como un perro.
  3. Mientras se realiza esa respiración anárquica, mueve el cuerpo. Que se agite. Que tiemble. Que se mueva de un lado hacia otro. Al hacerlo, cuida de no rebotar hacia atrás y golpear la columna vertebral de tu pareja. Haced esto durante uno o dos minutos.
  4. Concentrad ahora vuestra respiración en el segundo chakra, cerca del abdomen, y moveos del mismo modo que lo habéis hecho antes. Como el chakra se abre con la respiración y el movimiento, dejad que las emociones salgan a la superficie y se muestren tal y como son. Que los sonidos salgan de vuestro cuerpo. No importa que sea una risa, un grito o un ataque de tos.
  5. Seguid trabajando todos los chakras, uno detrás de otro, hasta llegar al último chakra. Todo este proceso debe durar unos diez minutos.
  6. Respirad ahora tranquila y relajadamente, llevando dicha respiración desde el último chakra hasta el primero. Esta respiración comenzará a traer la calma a vuestros cuerpos.
  7. Abrazos durante un cuarto de hora. Sentid cómo todos vuestros chakras vibran al unísono. Es muy probable que tras realizar este ejercicio deseéis practicar el acto sexual. La energía y la intimidad que se habrá generado entre vosotros al realizar esta meditación activará, muy probablemente, vuestras ganas de follar. Aprovechadlas.

Etiquetas: