Sexhop Online

Sobre los rituales tántricos

Algunos rituales muy simples pueden traer riqueza y profundidad a tu vida. La misión de estos rituales tántricos es despejar la mente de sus preocupaciones diarias y prepararla para que esa mente despejada y abierta pueda enfocar su atención en tu pareja y su goce.

Gracias al ritual, el acto sexual será más íntimo, significativo y placentero. El ritual, que te permitirá adoptar una mayor conciencia tanto de tu cuerpo como de tu espíritu, genera una sensación de reverencia mutua y marca la diferencia entre un acto sexual normal y un sexo practicado bajo las directrices y las normas del tantra. Éste último te permitirá alcanzar un mayor nivel de intimidad con tu pareja. Seréis menos dos y más uno.

Si tú y tu pareja sois nuevos en el tantra debéis contar con un aliado especial y clave para vuestros rituales: el humor. El tiempo tántrico es un tiempo lúdico. Hay que planteárselo como un juego y como tal hay que vivirlo. Un juego que nos permitirá despertar nuestros sentidos y explorar las maravillas de nuestra sensualidad. Si al principio te sientes cohibido o nervioso, recuerda: recurre al humor y a la broma. Pocas cosas liberan tanto de una situación de cohibición o nerviosismo como la risa. Ella será tu aliada para despejar el camino de pequeñas vergüenzas. Cuando lo hagas, te resultará más fácil entrar en los terrenos de la meditación tántrica.

Los rituales tántricos pueden ser tan sencillos o tan complejos como tú quieras. El ritual namaste, sin ir más lejos, puede usarse al principio o al final de otras ceremonias y meditaciones, como si se tratara de una llave para abrir o cerrar otros rituales más complejos. La posición yab (sentado, con las piernas cruzadas, en la postura del loto) puede servirte también para descansar durante el acto sexual.

Tu bienestar personal mejorará conforme vayas incorporando rituales a tu vida diaria. Percibirás mejor la belleza de lo que te rodea y te mostrarás mucho más receptivo a todo lo que tenga que ver con las sensaciones. La relajación de mente y cuerpo serán, sin duda, otros de los factores que harán que mejore tu calidad de vida.

Objetos rituales

Hay personas que para ayudarse en la tarea de centrar la mente en el ritual escogen un objeto determinado que funciona como objeto simbólico. Las doctrinas del Tantra sostienen que algunos objetos pueden servir para simbolizar aspectos determinados de la vida. Por ejemplo: una copa de plata puede servirnos para simbolizar la unión entre dos personas. Anímate y elige tus propios objetos fetiche. Búscalos en la naturaleza. Ella te proporcionará seguramente algo que pueda representarte y algo que pueda representar a tu pareja.

Ritual namaste

Namaste es una antigua palabra sánscrita que significa algo así como “me inclino ante lo divino que hay en ti”. Este saludo es como una especie de oración y se utiliza a menudo para iniciar una meditación. Con él reconocemos la naturaleza espiritual de nuestra pareja, convirtiéndola en una especie de diosa.

También se puede utilizar este ritual al final de una meditación. El proceso, entonces, sería el siguiente:

  1. Os sentaríais uno frente al otro. Colocaríais las manos juntas, en posición de oración. Os miraríais a los ojos.
  2. Cerraríais los ojos y os inclinaríais el uno ante el otro, honrando así la divinidad que habita en vuestra pareja.
  3. Mirándose de nuevo a los ojos y manteniendo las manos en la postura de rezo, os diréis el uno al otro namaste (pronunciaréis na-mas-tay).

ritual-namaste

Ceremonia de apertura y cierre

El ritual que te proponemos a continuación puede servirte para empezar o terminar una meditación. Si lo utilizas para comenzar una meditación, alza los brazos hacia arriba como señal de ofrenda a una sabiduría universal, a una fuente superior o, según tus creencias, al Dios en el que hayas depositado tu fe. Si utiliza esta ceremonia para cerrar una meditación, omite este paso e inclínate ante tu pareja, rindiendo amor de ese modo al amor que vais creando entre vosotros.

La ceremonia completa será como se detalla a continuación.

  1. Sentaos el uno frente al otro, juntando los talones.
  2. Llevad vuestras manos hasta la posición de oración mirándoos con ternura y suavidad a los ojos.
  3. Levantad los brazos al cielo para ofrecer vuestra meditación al poder universal.
  4. Inclinaos hacia delante, bajando los brazos al suelo (bow) imaginando que, al hacerlo, estáis vertiendo vuestro ego y desprendiéndoos de él.
  5. Levantaos del suelo y volved a colocar las manos en posición de oración.
  6. Miraos el uno al otro, nuevamente, y decid namaste para finalizar vuestra ceremonia de apertura.

ceremonia apertura cierre

Cuando se realiza para cerrar la meditación, esta ceremonia se hace del mismo modo, pero eliminando el paso número 3.

Postura yab

Esta postura simboliza la unión sagrada entre lo masculino y lo femenino. Esta postura es fantástica para descansar y, al mismo tiempo, potenciar la intimidad de la pareja. También te puede servir para, en ese momento en que parece que todo está a punto de acabar, rebajar el grado de excitación y retrasar la eyaculación sin “enfriarse” del todo.

El proceso es el siguiente:

  1. El hombre se sienta con las piernas cruzadas, en la posición de loto. La mujer se sienta entonces sobre las piernas cruzadas el hombre y él la sostiene en su regazo.
  2. La mujer envuelve sus piernas alrededor de tu espalda.
  3. Hombre y mujer deben apoyar mutuamente sus frentes la una sobre la otra. Esta zona suele ser llamada “tercer ojo” y se asocia con la intuición psíquica y la trascendencia.

postura yab

Con esta postura puedes sentir una mayor conexión e intimidad con tu pareja. Con ella es más fácil sentirse amado y seguro de uno mismo.