Sexhop Online

La liebre vs el Elefante

En el Kama Sutra, Vatsyayana describe los diferentes atributos físicos de los hombres y las mujeres y los clasifica por tamaño y temperamento sexual. Por ejemplo: los hombres son liebres, toros o caballos mientras que las mujeres son ciervos, yeguas o elefantes. Junto a esta primera clasificación, hay otra que basa sus categorías en la intensidad del deseo sexual tanto del hombre como de la mujer. Así, según esta nueva clasificación, el deseo de hombres y mujeres sería pequeño, mediano o intenso. Estas clasificaciones, claro, no quiere decir que una determinada combinación de hombre y mujer sea, a priori, deseable o desafortunada. Simplemente sugiere formas prácticas en las que las parejas pueden estar juntas con una mayor comodidad y placer.

Todas las posturas descritas por Vatsyayana están diseñadas para adaptarse a las distintas necesidades de todo tipo de practicantes, sean cuales sean sus características físicas personales, pero no hay que obviar el hecho de que las relaciones entre personas de tamaño, apetito sexual y fuerza física semejantes pueden resultar más placenteras y sencillas que las relaciones entre personas de muy diferentes características físicas entre sí.

Así, la razón de ser de las diferentes posturas o asanas radica en esas diferencias físicas y en el deseo de Vatsyayana de mejorar las posibilidades de placer a todas las personas.
Muchas de las posturas eróticas pueden parecer muy acrobáticas pero su finalidad es muy clara: que la vagina de la mujer produzca el máximo de rozamiento y placer en el pene del hombre, sea cual sea el tamaño de éste. Para entender dicha finalidad y no tachar de machista la obra, hay que tener siempre presente que el Kama Sutra es un libro escrito y orientado hacia un público lector masculino y en un tiempo histórico determinado. Esto puede servir para entender muchos detalles del Kama Sutra y para no tenerlo por lo que no es.
?

Trabajar las posiciones

El sexo es una de las pocas actividades humanas que cruza todas las fronteras, todas las épocas y todas las normas sociales. Es fácil de imaginar, mirando las ilustraciones del Kama Sutra o en cualquier libro ilustrado sobre sexo, que las posturas propuestas y recogidas es el contenido esencial y lo verdaderamente importante del libro. Esto no es así. El acto sexual en sí es simplemente sexo, y tanto al Kama Sutra como las diferentes doctrinas tántricas van más allá de los simples límites del sexo. El sexo, tanto en el Kama Sutra como en las citadas disciplinas, es sólo un elemento más. Importante, sí. Muy importante. Pero no exclusivo.

Como si se tratara de una conversación, una comida, o un maravilloso fragmento musical, el acto sexual debe fluir de un estado de ánimo y de una posición a otra sin problemas y sin ningún esfuerzo. Esto no siempre es así y la consecución de esa armonía física y emocional en la que todo fluye sólo se consigue con un poco de esfuerzo y mucha práctica. No hay que olvidar que nuestro órgano sexual más importante no está entre las piernas sino en otro lugar que no es otro que el cerebro.

En estos días en los que vivimos de una manera acelerada y atropellados por el estrés, hasta el sexo, al igual que otros muchos aspectos de nuestra vida, es vivido de una manera superficial y rápida. Esto hace que se piense demasiado en la auto-gratificación y que se produzcan planteamientos erróneos antes de iniciar la relación propiamente dicha. Por ejemplo, con demasiada frecuencia nos preguntamos cuántos orgasmos puede llegar a tener una mujer o durante cuánto tiempo un hombre puede mantener su erección. Como ves, los planteamientos que tendemos a hacernos son de tipo cuantitativo. Olvidamos, al hacérnoslos, conceptos fundamentales para la relación sexual como pueden ser la ternura, el afecto o el respeto.

Listo para el amor

Sabes de sobras que el dormitorio no tiene la exclusividad de los lugares en los que puede realizarse el acto sexual. Éste puede realizarse en cualquier lugar, incluso en el más público. ¿No sabes que el riesgo de ser visto añade una dosis de picante a lo que vaya a hacer con tu pareja? Jardines públicos, rellanos de escalera, lavabos de centros comerciales, vestuarios, cuartos de limpieza en una empresa, un despacho cerrado… En cualquier sitio se puede hacer el amor, sí, pero crear un lugar especial para ello es importante, proporciona grandes placeres y resulta beneficioso para el acto en sí, que se convierte, así, en algo especial. El Kama Sutra sugiere continuamente la importancia de crear un ritual, una ceremonia de culto a su pareja, a su cuerpo y a su sexo.

Ten en cuenta esto y déjate guiar por los consejos del Kama Sutra. Ahora ya estás listo para compartir lo más íntimo con tu pareja, deje que el Kama Sutra sea tu guía y entrégate a lo lúdico...