Sexhop Online

Tipos de tríos

Si el amor no siempre es cosa de dos, ¿cómo va a serlo, obligatoriamente, el sexo? Entre las fantasías eróticas más comunes, sobre todo en el caso de los hombres, figura el participar en un trío. Muchas de esas personas, sin embargo, afirman que sueñan con participar en un trío sin ser conscientes en exceso de las exigencias que el trío plantea a toda aquella persona que participe en él. Y es que compartir la cama (o el suelo, o lo que sea) con dos personas a la vez implica:

  • Que se deba satisfacer a dos personas que, muy seguramente, tendrán gustos sexuales y preferencias muy diferentes.
  • Que debes estar a la altura de las circunstancias para evitar que los otros te vayan relegando, poco a poco, a la función de casi mero espectador.
  • Que debas enfrentarte a las comparaciones, que, como puedes imaginar y por mucho que se diga, son siempre inevitables.

Asumido todo esto, vamos a plantear en este post de Eromasaje.com diversas situaciones que pueden darse cuando se va a celebrar un trío de carácter heterosexual. Este tipo de trío erótico puede ser de dos tipos: el formado por dos chicas y un chico, y el formado por dos hombres y una mujer. Cada una de estas opciones plantea una serie de posibilidades o posturas eróticas. El Kama Sutra y otros textos eróticos nos ofrecen varias posibilidades a la hora de escoger una postura erótica para hacer un trío. En este artículo vamos a proponerte algunas de ellas.

Posturas para un trío entre dos chicas y un chico

Más de un hombre habrá soñado alguna vez con esta fantasía erótica, pero, como dijo alguien, hay que tener cuidado con los sueños porque, a veces, lo sueños se cumplen. Y cuando se cumplen hay que estar a la altura de ellos.

Por ejemplo: ¿te has planteado alguna vez (pero no como quimera inalcanzable, sino como sueño que puede hacerse realidad) qué harías si, de golpe y porrazo, te vieras en la situación de festejar un trío con dos mujeres? ¿Ya sabes qué posturas eróticas podrías escoger? Aquí te proponemos las siguientes:

  • El hombre permanece acostado boca arriba mientras una mujer se coloca sobre él para que éste la penetre. La otra mujer, mientras tanto, se arrodilla frente al rostro del chico para que éste pueda practicarle un sabroso y chorreante cunnilingus. Esta postura puede tener cuatro variantes: que las chicas se coloquen frente a frente, que la chica que es penetrada dé la espalda a la chica que es lamida, que ésta sea la que dé la espalda a la chica penetrada o que ambas se den la espalda mutuamente.
  • El hombre, de pie o tumbado, recibe una excitante dosis de estimulación oral por parte de las chicas.

No hace falta decir que el hombre que se atreva a disfrutar de un trío junto a dos chicas debe tener mucho autocontrol para intentar satisfacer a ambas mujeres.

Posturas eróticas para un trío entre dos chicos y una chica

Entre las posturas eróticas para hacer un trío entre dos chicos y una chica podemos proponerte las siguientes:

  • El sándwich o, lo que es lo mismo, la doble penetración. Para practicar esta postura erótica para hacer un trío uno de los hombres deberá estar tumbado boca arriba. Una vez situado así, la mujer se colocará encima de él, de frente, para que el chico la penetre por la vagina. Una vez situada así, la mujer ofrecerá su retaguardia, lo que permitirá al otro hombre penetrarla analmente. No hace falta decir, como siempre que se recomienda cualquier práctica erótica de carácter anal, que el uso de lubricante íntimo se hace perceptivo cuando se va producir una penetración anal.
  • Otra postura erótica para hacer un trío entre dos hombres y una mujer es la que se conoce popularmente con el nombre de “La Torre Eiffel”. ¿Cómo se ejecuta esta postura? Para empezar, la mujer debe adoptar la postura del perrito o, lo que es lo mismo, ponerse a cuatro patas. Una vez colocados así, la mujer podrá ser penetrada desde atrás (vaginal o analmente) por uno de los hombres mientras ella, al mismo tiempo, realiza una felación al otro.
  • Otra postura erótica para hacer un trío entre dos chicos y una chica consiste en que uno de los dos hombres se tumbe. Una vez colocado así, la chica, sentándose sobre él, es penetrada. Al hacerlo, la chica puede dar la espalda al chico para así, ofrecer su boca al otro chico que, de pie, introducirá su pene en la boca de la chica, que le realizará una felación.

Todas estas posturas eróticas para hacer un trío pueden disfrutarse mucho más y abrir nuevas posibilidades de placer cuando las personas que participan en el mismo son bisexuales auténticas, es decir, cuando disfrutan del mismo modo manteniendo relaciones sexuales con personas del sexo contrario o del mismo sexo. Un hombre que goce tanto de la penetración activa como de la pasiva puede dar mucho juego en un trío tanto si ese trío se da entre dos hombres y una mujer (un hombre puede penetrar a la mujer y, al mismo tiempo, ser penetrado por el otro hombre) como si el trío se da entre dos mujeres y un hombre. El pegging está inventado desde hace mucho tiempo y la industria del juguete erótico ha creado maravillosos arneses para hacer de esta práctica erótica algo mucho más glamouroso. Imagina, por ejemplo, que el hombre penetra a una de las mujeres mientras la otra, usando uno de esos arneses, penetra a ese hombre.

El que las chicas que participen en un trío entre dos mujeres y un hombre sean bisexuales abre también muchas y muy excitantes posibilidades de juego. ¿Te atreves a echar a volar tu imaginación?


Dejar una respuesta