Sexhop Online

El cuerpo, un lienzo en blanco

No es un tópico: el cuerpo humano es un lienzo en blanco y como tal puede ser tratado. Serán los dedos y las manos de una persona las que sirvan para, a base de trazos de diferente tipo, pintar sobre ese cuerpo una obra en la que se plasme el afecto y el deseo que se siente hacia ese cuerpo. Esa acción de plasmar sobre un cuerpo desnudo los trazos resultantes de ese afecto es lo que conocemos con el nombre de masaje erótico.

Como todo arte pictórico, esta especie de pintura invisible que, con los pinceles y brochas de nuestras manos y nuestros dedos, se realiza sobre el cuerpo desnudo de la pareja, necesita de unas técnicas de aplicación que nos permitan plasmar correctamente lo que sentimos.

Al igual que un pintor debe conocer cómo trabajar con el acrílico, el óleo o la acuarela y debe saber qué tipo de pincel utilizar para conseguir un determinado efecto sobre el lienzo, el masajista erótico debe conocer qué tipo de trazo realizar sobre el cuerpo desnudo de la pareja para conseguir un efecto determinado.

Tipos de trazos para masaje

Veamos a continuación algunos de los principales tipos de trazos para masajes eróticos y las zonas idóneas para que puedan ser aplicadas.

  • - Deslizamiento. Este trazo de masaje erótico deberá recorrer toda la espalda de la pareja. Con las manos bien impregnadas de aceite de masaje, sube desde los glúteos hasta los hombros a lo largo de la columna vertebral y, cuando llegues a ellos, vuelve a bajar hacia las caderas para, a continuación, volver a empezar para realizar el mismo trazo de masaje erótico.
  • - Círculos con las palmas. Este trazo de masaje erótico puede ser aplicado con distinta intensidad. Realizándolo lejos de la espina dorsal, debe realizarse hacia arriba y hacia afuera.
  • - Trazo de masaje erótico con los pulgares. Para realizar este trazo hay que aplicar los pulgares en la parte baja de la espalda y haz movimientos rápidos, cortos y alternando ambos dedos hacia arriba y a lo largo de los glúteos hacia la cintura. Esto deberá realizarse, alternativamente, en un lado y otro del cuerpo.
  • - Presión corporal. Como el propio nombre de este trazo de masaje erótico indica, en él tiene una importancia fundamental la presión que, sobre el cuerpo, se ejerce al ejecutar el trazo. Colocando las manos a ambos lados de la columna, por debajo de la cintura, y apoyándose con firmeza sobre las manos se conseguirá que éstas se separen y bajen hacia las caderas. Ese movimiento debe realizarse de la manera más lenta posible. Cuando se realice este trazo de masaje deberá repetirse el mismo hasta que se aplica un poco más arriba del coxis.
  • - Levantamiento de cadera. Desliza las manos desde los hombros hasta los glúteos de la pareja, pásalas por debajo de la cadera y levanta un poco su cuerpo hacia arriba.
  • - Masaje abdominal. En algún post anterior hemos prestado una atención especial a un masaje centrado en esta zona tan sensible del cuerpo. La sensibilidad de la zona abdominal exige unos trazos de masaje eróticos realizados con extrema delicadeza. Estos trazos deberán consistir en pequeños círculos realizados en las diferentes partes del abdomen. Finalmente, y con toda la palma, se realizará un gran círculo que recorra toda la parte externa del abdomen.
  • - Amasamiento. Esta técnica de masaje erótico está muy indicada para tratar las zonas más musculosas del cuerpo, es decir: las caderas, los muslos y las nalgas. Levantar, apretar y enrollar la piel entre el pulgar y los dedos es el fundamento principal a la hora de realizar este masaje.
  • - Masaje ondulatorio. El trazo de masaje ondulatorio realízalo cerrando las manos para formar un puño y, con la mitad de los dedos, presiona sobre la piel realizando círculos. Este masaje es muy adecuado para hombros, pies, pechos y palmas de las manos.
  • - Ventosa. Alternando las manos, con los pulgares hacia dentro y los dedos juntos, el proporcionar unos golpes suaves ayudan a proporcionar a la piel una sensación de frescor muy estimulante.
  • - Pequeños golpes. Este trazo para masaje erótico puede resultar muy excitante. Por eso se recomienda dejarlo para el final del masaje. Ligeros aunque enérgicos, estos trazos de masaje deben darse con el puño cerrado y con el anverso y el reverso del mismo.

Junto a estas técnicas hay otra que quizás tenga más de estimulación sexual que de masaje propiamente dicho, pero que no puede faltar en toda sesión de masaje erótico cinco estrellas. Esta técnica es lo que, en el lenguaje propio de las casas de relax este tipo de masaje se denomina masaje cuerpo a cuerpo. Para realizar el masaje cuerpo a cuerpo hay que utilizar todas las partes del cuerpo. Brazos, piernas, senos, pubis... todas estas partes del cuerpo colaboran en este maravilloso masaje que es una de las especialidades dominadas por las mejores masajistas eróticas.

Una vez dominadas las técnicas para realizar todos estos trazos para masaje erótico podrás añadir el factor fundamental que en ningún masaje erótico puede faltar: el del deseo de satisfacer a nuestra pareja. Ése, que debe ser el objetivo fundamental del masaje erótico, debe ser nuestra guía en todo momento. Siéndolo, los pequeños defectos técnicos que cometamos a la hora de realizar el masaje quedarán subsanados. Por el contrario, por mucha técnica que se posea y mucho que se conozcan y distingan los distintos tipos de trazos para masaje erótico, el masaje no será todo lo placentero que podría ser si no lo guía el deseo sincero de satisfacer a la persona que lo va a recibir.