Sexhop Online

Desmitificando el masaje erótico

Queremos desmitificar el masaje erótico y enseñar muchas actividades para compartir con un complice, o llevar a cabo por ti mismo cada vez que estés en el estado de ánimo para el tacto sensual.El masaje es alimento espiritual. Comenzamos con caricias simples de la mano o la cara que tienen sólo diez minutos de un día ajetreado. Aprenderás a comunicar tus preferencias y expresar tus deseos antes de pasar a los masajes de cuerpo completo y contacto genital.

Al comprometerse a plazos y expresar los límites de cada masaje, se aprende a construir la confianza y el respeto de su pareja. Cuando sabemos qué esperar en una actividad, podemos bajar la guardia y comienza a sentir. Hasta que nos sentimos seguros, nada es erótico. Te convertirás en un niño otra vez, descubriendo y jugando con el cuerpo erótico. Te deleitarás en tocar para tu propio placer y siendo conscientes de la maravilla de la vida en cada aliento. Vas a aprender cómo cambiar de hacedor a recepctor del tacto en cada actividad para profundizar en su conocimiento de los demás órganos.

Aprender a masturbarse uno mismo

Aprender a tocarse deliciosamente, expanderá tu disfrute de ser tocado por un complice. Las técnicas de masturbación pueden traer una profundidad y erotismo para el masaje genital de tu complice. Masturbarse delante de tu pareja es una forma caliente para transformar viejas rutinas. Si estás listo para relajar la mente y llegar a sus sentidos, disfrutar del lujo en el asombro y la maravilla de cada momento jugosa, vamos a empezar. Aunque este tutorial está diseñado para parejas, la mayoría de los ejercicios también se pueden practicar solo, la masturbación forma parte importante de nuestra vida sexual y te enseñaremos a practicar todo tipo de masturbación en la intimidad.

Aprender a masturbar a tu pareja

Tu pareja y tu podéis disfrutar de la masturbación mutua como un fin en sí mismo, no necesariamente como un preludio a la penetración. La clave es dejar claro es que os estáis dando un regalo sin deseo de una recompensa. Aprender a sacar la alegría del cuerpo de tu complice y por el placer que da. Disfruta de sus gemidos y suspiros que son capaces de provocar, simplemente usando las manos, dedos y boca.

El destinatario es capaz de disfrutar de una sensación de libertad y relajación intensa, pero hay ventajas para quien masturba. Cuando estás masturbando a tu pareja sin una meta, el flujo de energía se convierte en un ciclo, que pasa entre tú y la construcción de un intercambio recíproco de placer. Todo el mundo tiene una respuesta única para masturbar por lo que nunca debes tratar de manipular al destinatario en cualquier reacción o experiencia particular. Debe ser una experienci nutritiva y amorosa tanto para el donante y el receptor.

El viaje al descubrimiento

Para mejorar su experiencia de la masturbación hay que verlo como una oportunidad para conocerse y redescubrir el cuerpo tanto tuyo como el de tu pareja, por muy bien que se podría pensar que los conoces. Imagine que cada vez que tocas a su pareja, que está experimentando esa conexión con entusiasmo y abiertamente. Date cuenta que el único tiempo que tienes con su pareja es aquí y ahora, que el pasado no existe y no hay futuro. Para liberarse de los lazos de familiaridad y de la realidad, a ser más abiertos a nuevas ideas y más dispuestos a empujar los límites. Esto te libera y te anima a ver a tu pareja de diferente manera conocéndola en cada centímetro de su genitales. Pero por encima de todo, divertirse, no te tomes la masturbación como algo serio, se trata también de tocar juntos y disfrutando mutuamente sin ningún objetivo final. Esto en sí mismo puede llevar tanto a nuevos niveles de felicidad. La masturbación no sustituye a la penetración pero puede ser tan o más placentera que el sexo vaginal o anal.