Sexhop Online

¿Qué es la respiración oceánica?

La llamada respiración oceánica es básica en toda esta tarea de transformación personal. Es ésta una respiración “sonora”, en la que sentimos cómo el aire entra y sale de nuestro cuerpo. Al inhalar, debes contraer ligeramente las fosas nasales. Al hacerlos, sentirás el sonido de la corriente de aire al entrar por la nariz. Ese sonido puede recordarte al que, cuando eras niño, sentías al colocarte una caracola en la oreja. ¿A que allí, dentro de la caracola, parecía agitarse un océano entero? Pues un sonido semejante a ése es el que debes escuchar cuando inhales en tu respiración oceánica. Deberás sentir cómo el aire desciende por tu cuerpo hasta llegar hasta lo más profundo de tu vientre. Para ello debes relajar el abdomen. Eso permitirá que tengas la sensación de que el aire llega hasta allí.

Al exhalar, debemos dejar escapar una especie de “ah”, abriendo la boca como si quisiéramos empañar la superficie de un espejo con nuestro aliento. Éste debe salir de nosotros calmado y lento, como si lo dejáramos derramarse fuera de nosotros. El sonido de esa exhalación deber brotar, sin esfuerzo, de nuestra garganta abierta, en la que debemos sentir una especie de vibración.

¿Qué beneficios aporta la respiración oceánica?

El dominio de esta forma de respiración y su incorporación a tu vida diaria te permitirá no sólo sentirte relajado, sino también llenarte de energía. Para alcanzar eso debes dominar la técnica, mantener tu vientre relajado, centrar tu mente en el movimiento del aire al entrar y salir de tu cuerpo. Piensa que todas las prácticas meditativas y espirituales de la sexualidad (el Tantra sería una de ellas) comienzan, de alguna forma, con la adquisición de la conciencia de la respiración. Asumiendo esto, debemos entender la respiración como nuestro billete de partida hacia el éxtasis y hacia una sexualidad mucho más gozosa.

¿Como dominar la técnica?

Para adquirir el dominio de la técnica de la respiración oceánica no hay otro camino que el de la práctica diaria. Reserva cinco minutos de tu tiempo cada día, siéntate cómodamente y concéntrate en respirar como te hemos explicado. Olvídate del reloj. El cronómetro, con su señal auditiva, te dirá cuándo debes terminar tu ejercicio respiratorio. Aquí las prisas no cuentan. Las prisas son siempre enemigas del placer y del relax. El desarrollo de la práctica diaria de respiración oceánica favorecerá tu capacidad de dejar volar la mente, la descargará de tensiones y te ayudará a concentrarte en tu cuerpo y a disfrutar mucho más del placer que te proporcionarán caricias y masajes.

Clase práctica de la respiración oceánica

Lo mejor para entender a la perfección esta técnica es acudir al vídeo y en Youtube hemos encontrado este tutorial en dos partes a cargo de una bella señorita experta en yoga:

Expertos en Yoga

Las técnicas de respiración vinculadas al Yoga son fundamentales de aprender con personas expertas. En estos casos, hay multitud de centros de yoga donde te facilitarán la formación adecuada para que después en casa puedas llevarlas a cabo.